Europa es seguramente la cuna de los castillos más increíbles del mundo, si tuvieramos que realizar una lista con los castillos más fantásticos del mundo Le Chateau d’Azay le Rideau seguramente se encuentre entre los primeros lugares.

Image

Lo atractivo de este gigante francés no es solamente su magnífica arquitectura ni sus lujos sino el lugar de su construcción y todo lo que ese contexto hace por su paisaje. Podríamos decir que este castillo se encuentra flotando sobre el agua, aunque sería un poco exagerado si tenemos en cuenta que se encuentra ubicado en una isla. La ilusión óptica que nos genera sus fotografías no es nada comparado con la belleza que tiene en persona. Este gigante que representa de la manera más glamorosa lo que fue el Renacimiento francés es visitado diariamente por miles de turistas que no se conforman con ver su belleza externa sino que quieren explorar todos los encantos que presenta esta obra maestra en su interior. Esta obra que fue construida durante el reinado de Francisco I es considerada un monumento nacional y representa una obra de mucho valor para la cultura francesa. El tour para conocerla comienza en sus jardines exteriores y anecdóticamente no cuenta con un estilo renacentista sino que tiene un estilo inglés. Una obligación de los turistas que tengan la oportunidad de realizar el tour de más de 45 minutos es tomar una fotografía del castillo y su reflejo en el agua al terminar el recorrido. Aquellos que no dominen el fracés de manera fluida pueden realizar el recorrido bilingue que dura aproximadamente el doble que el tour tradicional.