Al sureste de Islandia, la isla enclavada en el Océano Atlántico, más precisamente ubicada al noroeste de Noruega y al este de Groenlandia, en el medio del cauce del gran río Hvítá se erigen las cataratas de Gullfoss, conocidas también como “las cataras doradas” o “las cataratas del oro”.


Imagen Sobreturismo

Este río que corre por gran parte del sur del país, justo un kilómetro antes de su caída sufre un fuerte desvío hacia el este, lo que genera un fuerte impacto a la viste del turista, quien al acercarse a las cataratas pareciera contemplar la desaparición de las mismas en el medio de la tierra.

Esta maravilla natural forma parte del patrimonio nacional que posee Islandia, y es, a su vez, uno de los polos convergentes del turismo más importantes de esta nación. Alguna vez se pensó aprovechar la fuerte caída de esta catarata para establecer una represa hidroeléctrica, pero los entes protectores del medio ambiente.

Poseedora de bellos y constantes arco iris que se forman en la parte superior de la caída de agua, la cascada de Gullfoss forma junto al valle Pigvellir y a los géisers del valle de Haukadalur, ubicado en la parte norte del lago Laugarvatn, el Círculo Dorado, una ruta turística que da comienzo en Reykjavik, la capital de Islandia, y finaliza en la planta de energía geotérmica Nesjavellir.

Etiquetas: , , , , ,