Cuando hablamos de Suiza lo primero que se nos viene a la mente son sus famosos Alpes. Sin embargo, este país europeo esconde otros maravillosos tesoros que el turista merece conocer: las Cataratas del Rihn es uno de ellos. Se puede decir que es uno de esos lugares que no basta con apreciarlo a través de fotos o videos. Se hace imprescindible poder contemplar, vivir y sentir el poderoso ruido que provoca la caída de las aguas del Rihn en un precioso paisaje.

Schaffhausen es el pueblo dueño de estas maravillosas cataratas consideradas las más importantes de Europa, con una caída de 30 metros de altura. Debajo de las cataratas, se forma un mirador natural desde donde se puede obtener una vista encantadora de este magnífico espectáculo. Un puente de ferrocarril atraviesa el río por encima de las cataratas en la orilla norte podemos encontrarnos con el Castillo de Schloss Laufen, en el que se puede dormir. Y para sentirse en contacto al máximo con esta belleza de la naturaleza, es posible subirse a un barco que nos conduce hasta una roca en el centro de las cataratas. Por las noches, las cataratas son iluminadas por luces artificiales dotándolas de otro aspecto no menos encantador.

Se puede llegar a las Cataratas del Rihn desde Zurich tomando el tren que sale a diario o un autobús que funciona cada diez minutos. De un modo u otro vale la pena acercarse hasta este lugar para apreciar este fenómeno natural que no lo defraudará.

Etiquetas: , , ,