En las calles y plazas iluminadas por cientos de estrellas de Belén, ya suenan los villancicos propios de la Navidad, y la nieve que comienza recién a caer da a la ciudad de Praga un paisaje de ensueño.

Es en esta época en donde en el aire se expanden olores a clavo de olor y canela del vino caliente, mezclados con las hojas de pino y orobias. Así se viven las fiestas de Navidad en República Checa. Y Usted, si tiene la posibilidad, puede aprovecharla y vivirla en vivo y en directo, en el que es uno de los escenarios más bonitos y románticos de Europa, como si se tratase de un cuento de hadas de Navidad.

Lo cierto es que, además, se pueden disfrutar en la ciudad las ferias y mercadillos navideños, dispuestos especialmente para ofrecer regalos originales a lo largo y a lo ancho de todo el país, no solamente en las ciudades; además, numerosos castillos y palacios se suman a esta actividad en la época.

Entre ellos, el mercadillo de Navidad de la ciudad de Praga está considerado como el más grande y el más bonito de toda la República. Se llevará a cabo en Staroměstské náměstí, la plaza de la Ciudad Vieja de Praga, entre el 26 de noviembre y el 1ro de enero de 2012.

Entre los regalos que se pueden adquirir allí, prevalecen los adornos de Navidad, golosinas, estrellas de Belén, bisutería, etcétera. Para visitarlo, se puede ir todos los días de la semana, entre las 9 y las 19 horas.

Además, el sábado 26 de noviembre se iluminará el árbol de Navidad, a las 17 horas, en la Plaza de la Ciudad Vieja. Es éste un espectáculo que recomendamos no perderse.

Etiquetas: ,