Existe una isla en Islandia que es con todas las palabras un monumento arquitectónico, esta isla recibe el nombre de Kizhi Pogost y se ubica entre los lugares más increíbles del mundo, a continuación vas a enterarte por qué.

Photobucket

La ubicación de esta isla muy particular es en Rusia, cerca del lago Onega en la República de Carelia. Este magnifico lugar que fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1990 es uno de los sitios más enigmáticos de Rusia.

El atractivo más importante de la isla es sin duda sus dos iglesias, que fueron construidas en su totalidad en madera en el año 1862. Además de las dos iglesias también puede visualizarse un campanario octagonal. Lo que más llama la atención de esta creación arquitectónica es el hecho de que fue contraída por carpinteros con muy poca formación profesional teniendo en cuenta la época y que desarrollaron una creación con un diseño completamente innovador. Además de haber contraído las tres edificaciones completamente en madera los carpinteros no utilizaron ni un solo clavo para ponerla en pie. Las leyendas que se escuchan por la isla le atribuyen estas obras a un carpintero en particular que recibía el nombre de Néstor. Otro dato en particular que trae la leyenda consigo y que resulta una anécdota de color que es contada a todos los turistas que tienen la suerte de visitar es la isla, es que Néstor llevó a cabo estas tres edificaciones utilizando una sola hacha, que más tarde fue lanzada al lago que bordea la isla de una manera muy simbólica. Además de las leyendas y todo el atractivo que puede verse a simple vista, en la actualidad también puede visitarse un museo que se encuentra en la misma isla y nuevas edificaciones que fueron trasladadas por el gobierno soviético mucho tiempo después.