En pleno Mar Egeo, al sudeste del sector continental de Grecia, se encuentra uno de los lugares más hermosos de toda Europa, la Isla de Myconos. Este paradisíaco lugar pertenece al archipiélago de las Islas Cícladas y se caracteriza por tener las playas más bellas y agradables de la región. Si bien la isla es muy pequeña, cuenta con poco más de cien kilómetros cuadrados, presenta una buena variedad de atracciones para los viajeros, que la convierten en el centro turístico más importante de Grecia.

La escasa población de Myconos, unos 10.000 habitantes, está casi exclusivamente dedicada a la actividad turística, que a su vez significa el principal ingreso económico de la isla. A su vez, la isla sufre de problemas con el abastecimiento de agua, razón por lo cual es muy común utilizar la desalación de agua marina.

Además de las hermosas playas de aguas azules y arenas blancas, Myconos deslumbra a los visitantes con la belleza de sus poblados. Las casas conforman una ciudad muy homogénea de construcciones blancas con puertas y ventanas azules. Esta combinación luce mucho uniéndose al paisaje del océano y el horizonte.

La isla se ha hecho famosa entre la jet-set internacional, que elige esta ciudad como una alternativa para sus vacaciones. Esto se debe a que la fama y repercusión de la isla también se ve alimentada por otras atracciones de importancia, como museos, aldeas, monasterios y una exquisita gastronomía. Si a todo eso le sumamos la calidez del pueblo griego, estamos claramente hablando de uno de los destinos más agradables para el turismo internacional.