Normalmente, la iglesia de Santa María, o de Nuestra Señora, al lado del monasterio, está cerrada al público, aunque se puede ver el interior a través de una verja.


 Este edificio románico fue muy reformado y ricamente pintado en estilo barroco durante los siglos XVII y XVIII. Gran parte de la decoración que realizó el artista checo Jira Neunhertz representa escenas de la vida de san Norberto, arzobispo de Magdeburgo y fundador en 1120 de la orden premostratense en el norte de Francia.

Se cree que sus restos se trajeron a esta iglesia durante el siglo XVII. Mozart tocó en una ocasión el órgano del monasterio, que a menudo de oye desde los jardines.

Los extensos jardines, que ofrecen una visita maravillosa de la ciudad, también forman parte de los terrenos del monasterio. Estos jardines ocupan el valle que hay entre la colina Petrín ( en un tiempo, una parte del monasterio ) y la colina del castillo, justo hasta el límite del Malá Strana.

Otrora paseaban por aquí los monjes; hoy es el lugar favorito de las parejas de novios.

Etiquetas: ,