En el menú tradicional de Suecia, abunda el salmón, el arenque, la trucha y los crustáceos, que se consumen frescos, ahumados o encurtidos.

foto4

En cuanto a la carne, el reno, el alce y el cordero son los más habituales en los restaurantes. Después, patatas, rábanos, nabos y zanahorias son la guarnición preferida en Suecia.

Entre los dulces estrella en Suecia, aparecen las galletas de jengibre y la spettakaka, una tarta de huevos y azúcar. Las recetas de husmanskost (comida casera) se sirven a menudo bajo la denominación dagens râtt (plato del día).

Es toda una experiencia adaptarse al medio cuando se decide visitar los campamentos de verano de los sami en Padjelanta, beber el agua cristalina de los arroyos y la leche de reno, comer carne de reno y alce o pescado en de las montañas. No hay que dejar de tomar salchichas de reno y el queso elaborado con la leche de este animal.

Después, las localidades de Gâllivare, sede de la copa del mundo de esquí de fondo, y Jokkmokk, centro de la cultura del pueblo sami, son buenos puntos de partida para explorar los parques naturales cercanos, que hay que recorrer a pie. Es un espectáculo, además, contemplar el sol de medianoche en el verano desde una montaña y las luces de la aurora boreal. Es aconsejable llevar ropa de abrigo y un atuendo  y calzado apropiado para el senderismo, así como una tienda de campaña allí donde se sepa que no habrá alojamiento para pasar la noche.

Fuente: Teleaire.com

Etiquetas: ,