La ciudad de Zapresic será siempre asociada al Conde Josip Jelacic(1801-1859) quien en 1848 lideró el movimiento para el autogobierno de Croacia y que se retiro a si finca cerca de Zapresic durante los años que siguieron.

El antiguo palacio de Jelacis´s en Novi Dvori lleva años siendo restaurado, pero el parque que los rodea está repleto de sorpresas sugerentes que merece la pena observar. La galería de Matija Skurjeni está situada en un granero con entramado de madera. Con este hombre se honra a esta artista lugareña autodidactica cuyas escenas de la vida del pueblo poseen un aire surrealista y ornico.

Son impresionantes las agujas larguirunchas del mausoleo de la familia Jelacic; se trata de un capricho neo-gótico diseñado por Hermann Bolle arquitecto de la catedral de Zagreb.

Novi Dvori tiene un gran potencial como zona de recreo con sus muchos caminos forestales y un lugar donde practicar golf.

El palacio de luznica esta más allá de los campos de maíz al este de Zapresic y es un extraordinario bello ejemplo de una residencia aristocrática del siglo 18, con sus torretas decorosas que le dan un aspecto de castillo francés. Varias familias nobles francesas han sido sus dueñas y fue presentada en 1925 a las Hermanas de la Caridad de San Vicente De San Pablo, quienes actualmente la utilizan como centro de contemplación espiritual y razón. El parque paisajista del palacio ha sido convenientemente restaurado a su aspecto del siglo 19 y está abierto al público los domingos por las tardes.

Etiquetas: