Las maravillas de Dinamarca tal vez no sean el tema más hablado cuando elegimos destinos europeos, pero lo cierto es que el encanto de sus ciudades está a la vista y Svendborg es el claro ejemplo de ello. Declarada “ciudad del año” en el año 2000 esta ciudad comercial de Dinamarca (más información sobre los hoteles en Copenhague) celebró su 750 aniversario como pueblo medieval.

Image

Los festivales y celebraciones siempre tienen lugar en Svendborg y son uno de sus principales atractivos turísticos, ubicada en la isla que recibe el nombre de Funen que se encuentra en el centro de Dinamarca esta pequeña ciudad tiene un encanto muy pintoresco y llamativo. Sus estrechas calles y su arquitectura de estilo germana nos recuerdan a los pequeños pueblos que se encuentran en Alemania y que brillan sobre todo en invierno cuando sus nevadas colinas se preparan para recibir la visita de miles de turistas apasionados por los deportes de invierno. Los interesados en la naturaleza también encuentran en esta ciudad uno de los museos más importantes y famosos del contienente europeo, Naturama es el nombre de este predio que reúne a las especies más exóticas y extrañas de la región y además se encarga de la investigación de nuevos métodos para el cuidado de la fauna local. Además del turismo uno de las herramientas que ayudaron a este pueblo dinamarqués a salir adelante fue su calidad de exportador de productos, uno de los containers más grandes del mundo zarpó en un momento histórico desde la bella ciudad de Svendborg y recibió el nombre de A.P. Møller-Mærsk.