Abandone el Palacio Real y diríjase a la Námestí sv. Jira (Plaza de San Jorge). La fachada barroca roja frente al coro de la catedral de San Vito pertenece a la Basílica sv. Jira (basílica de San Jorge). Es la iglesia más antigua que todavía existen el emplazamiento del castillo y que, junto con el monasterio contiguo, constituía el centro del grupo de edificaciones en la Alta Edad Media. Pese a los planes de reconstrucción de los períodos renacentistas y barroco, la iglesia ha conservado su aspecto romántico; tras la renovación realizada a principios del siglo XX ha sido restaurada en todo su esplendor.

En el interior, que cierra un coro elevado, se celebran conciertos para aprovechar la excelente acústica del edificio; en el techo todavía se pueden contemplar vestigios de pinturas románticas originales. La capilla Santa Luzmila, que alberga la tumba de esta santa, abuela del príncipe Venceslao, esta a la derecha del coro; se puede contemplar a través de la verja. Enfrente del coro se encuentran las tumbas de los nobles bohemios. En cuanto a la estatua barroca que hay delante de la cripta, un cuerpo con serpientes en los intestinos, es una alegoría de la naturaleza transitoria de la vida. La capilla barroca de San Juan Nepomuceno está en la fachada exterior de la basílica; decorada el pórtico una estatua del santo, del siglo XVII, obra de Ferdimand Brokosf.

Al lado de la basílica, a la izquierda, se halla el antiguo convento benedictino Klaster sv. Jirý (convento de San Jorge). Fundado en el año 973, pero reconstruido varias veces, hoy alberga la colección de arte bohemio antiguo, una sección de la Galería Nacional (abierta de martes a domingos; se paga entrada). Entre las obras del siglo XIV y XVIII hay cuadros de varios artistas que participaron en la construcción de numerosas iglesias de Praga.

A lo largo del lado norte de la catedral de San Vito se encuentra la calle Vikarská y la Prasná vez (torre de la Pólvora Mihulká). A finales del siglo XV, mientras se construían diversas secciones de las fortificaciones del norte, se utilizaba cono taller de pólvora; en la actualidad alberga un pequeño museo que recuerda su antiguo uso de fundición de piezas de metal y, probablemente, de laboratorios alquimista. Cada piso representa diversos aspectos de los oficios los siglos XVI y XVII.

Etiquetas: ,