Albania puede tener uno de los perfiles más bajos de Europa pero eso no significa que este pequeño país no tenga una historia interesante por contar desde sus orígenes. Los turistas que tienen el placer de conocer Albania regresan a su país llenos de una cultura rica como pocas en el continente. Tantas tradiciones y festividades tienen su origen y una historia con muchos altibajos y evoluciones en una nación que por sobre todo se las ingenió para salir adelante en los peores momentos del continente europeo. La historia de Albania no comienza como la de otros países vecinos: desde el comienzo de la gestación de su nación, por el contrario Albania se comenzó a formar mucho antes, desde la prehistoria, cuando la especie primitiva que recibe el nombre de neandertales ocupaba la región.

Image

Si bien los neandertales no lograron sobrevivir como nuestros antepasados los cromañones, sí dejaron en el territorio de Albania una cultura que brilla hasta el día de la fecha en sus vestimentas y bailes tradicionales. Lo que siguió para esta nación fue la gestación de muchas tribus que ocuparon la zona durante mucho tiempo, un periodo muy extenso de dominio romano y uno de los momentos más crudos para la nación de Albania, la primera guerra mundial. Fue tal vez su escaso poder y su perfil bajo lo que hizo que muchos países como Italia y Francia aprovecharan el periodo de guerra para invadir Albania y declararla como propia, gracias al enorme esfuerzo de su gente y de aquellos habitantes que lucharon por mantenerse como una nación que Albania les debe hasta el día de la fecha uno de los logros más importantes de su historia.