El nacimiento de Italia (conoce más información sobre los vuelos a Milán online) como estado se remontaría a la caída del famoso Imperio Romano, con la proclamación de Odoacro, como el rey de la misma, su historia se encuentra íntimamente relacionada a desarrollo de las sociedades de la zona mediterránea, influenciando la cultura, teniendo sus orígenes en la prehistoria, por la cantidad de descubrimientos arqueológicos realizados en la sus regiones.

La historia de Italia es una de las más importantes de Europa y del mundo, y es que allí se ha dado lugar una parte muy importante de los acontecimientos histórico en la historia universal y occidental. Fue heredera de muchas culturas antiguas, e incluso vio crecer el Imperio Romano, aunque también lo vio caer y sufrir invasiones.

Los primeros pobladores de Italia vienen de la prehistoria, de donde se conservan algunos testimonios arqueológicos. Con respecto a Roma, podemos decir que fue fundada a orillas del Río Tíber, aunque con un origen incierto.  Muy relacionada con la historia de Roma, casi sin poder separarla, se encuentra la historia del Vaticano, importante sede del cristianismo, que se encuentra en la zona Oeste de la Ciudad de Roma aunque se diferencia en tener moneda y sellos propios. Fue declarado Patrimonio Mundial en 1984.

Podemos decir que la historia de Italia data de los años 2000 a 1000 ac cuando se recibieron varios pueblos indoeuropeos que venían de Europa Central, sobre todo íberos, celtas, pelasgos, etruscos. Las colonias griegas se instalaron a partir del siglo VIII aC transformándose en ciudades estado que después fueron llamadas Magna Grecia. Posteriormente pasó por varias complicaciones, entre las que hubo 2 guerras mundiales que dieron lugar a crisis política y económica entre otras consecuencias.

A día de hoy, Giorgio napolitano es el nuevo presidente del país, después de haberlo sido Silvio Berlusconi, líder de partido de centro-derecha.

La historia de Italia

Luego de su formación como estado el desarrollo del arte y la filosofía comienza a gestarse con la era medieval, llegando a su máxima expresión en el “Renacimiento”, dejando un legado para la humanidad hasta la actualidad y su influencias que alcanzan a todo el mundo.

Italia se encontraba dividida en estados o Repúblicas (siglos XIV-XVI), teniendo su eje en Roma, definiéndose por ejemplo los Estados Pontificios al norte, así como el Reino de Nápoles al sur, representando un eje de importancia fundamental para toda Europa, todas las potencias de la misma, tenían o buscaban tener intereses en sus distintos estados, llevándola a atravesar por distintas guerras en el transcurso de su historia desde el siglo XVI al XVIII.

Pero más adelante también vivió en conflictos que la llevaron a su unificación en 1861, a través un brote de nacionalismo, formando el Reino de Italia, con la fusión de los estados de la península y las Dos Sicilias, con la intervención de Víctor Manuel II, (rey de Cerdeña).

Pero se le atribuye la unificación al ministro en jefe del Rey, el Conde Camillo Benso di Cavour, pero dicha unificación no se completó definitivamente hasta el 20 de septiembre de 1870, cuando Roma se une finalmente, ya que hasta ese momento se encontraba en poder del Papa, transformándose en la capital del Reino, conteniendo a un enclave independiente,El Vaticano”, a la que se sumó con las mismas características “San Marino”.

En la primera Guerra Mundial durante la dictadura de Mussolini, se alió con la Alemania Nazi y Japón, lo que terminó desfavorablemente para el país, en la Segunda Guerra Mundial.

Su sistema de gobierno se estableció en 1946, se transformo en Republicano, dejando atrás a la monarquía, generando así una nueva constitución el 1 de enero de 1948, formando parte de la Unión Europea en carácter de miembro fundador, junto con seis países más, en 1957 a través de los Tratados de Roma.

Imágenes: flickr 1 23

Te interesa también:
Catedrales de Europa
Museos de Europa
Puertos de Europa

Etiquetas: , ,