Austria es un país pequeño en comparación a naciones con las que linda directamente como lo podría ser Italia, pero la belleza tan particular de este corto territorio es una postal que se repite en cada pueblo y, como si esto fuera poco, tiene la gran particularidad de poseer paisajes cambiantes y discrepantes, cada uno con algo místico que lo hace maravilloso. Al sur del país en Alta Austria, más precisamente en el distritito montañoso de Salzkammergut, se encuentra uno de los destinos turísticos más recónditos e irrisorios del planeta, el cual ofrece una vista tan hermosa a los visitantes que la recorren, que lo más probable es que permanezcan allí más días de los estipulados anteriormente a sus vacaciones.


Imagen Lonelyplanet

Atravesado por los Alpes calcáreos de Salzburgo y emplazado en la costa del Lago Hallstätter See se encuentra el pueblo de Hallstatt, este tesoro de la naturaleza fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1997. A su vez, el patrimonio arqueológico de dicho poblado es bastante reconocido, hace más de 20 años se encontraron en excavaciones más de 1.200 cráneos decorados, lo que dio a conocer una nueva forma de honrar difuntos dentro de la cultura de Hallstatt.

Las misteriosas historias que se enfocan sobre la Torre de Rudolf, junto a las minas de sal más antiguas del mundo son sitios de mucho interés para los turistas que se acercan al poblado, en su mayoría, para apreciar su belleza paisajística.

Etiquetas: