vacaciones Budapest y conocer así su capital) posee una gastronomía muy amplia, acentuada en sus aromas y sabores picantes. Los ingredientes clave que le dan su gusto particular son la manteca húngara, paprika verde y molida húngaras, tomates y cebollas de Hungría. También es frecuente el uso de pimentones y las frituras con manteca de cerdo que produce un sabor ahumado. Y una de las cosas que todo el que visite Hungría no puede dejar de probar son algunos de sus embutidos, especialmente el salami que ofrece un sabor particular diferente al del originario italiano.

En Hungría el desayuno es sumamente liviano y habitualmente consiste en un pan fresco denominado kifli, frutas, verduras o cereales. El almuerzo es mucho más contundente y está compuesto por una sopa, un plato principal que posee algún tipo de carne y el postre.

El plato más famoso de Hungría es el gulash. Se trata de un guiso que tradicionalmente llevaba carne, cebolla y manteca pero con el transcurso del tiempo se le fueron incorporando más ingredientes como patatas, pimientos rojos y paprika. Esto último es lo que nutre al gulash de un sabor tan especial. También hay algunos restaurantes que le agregan vino y harina para lograr que la salsa sea más espesa.

Otras comidas que uno puede consumir para conocer la gastronomía húngara son el libanaj que es un plato hecho a base de hígado de ganso o el porkolt que consiste en pedazos de carne con un caldo de pimentón y se sirve con una salsa llamada tharonya. A su vez, en la mayoría de los restaurantes podemos encontrar caldo de segadores a base de patas de cerdo con ajo, pimienta, vinagre, huevos y crema de leche, paprikás de pollo, cordero o ternera y col rellena.

En cuanto a los postres, se destaca el dobostorta, una especie de torta de caramelo y moca y el somlói galuska que es un pastel con nueces y pasas al ron y lleva además chocolate fundido.

Etiquetas: , , , , , , ,