La recompensa para cientos de excursionistas de fin de semana tras un viaje de tres horas a la cima de Sljeme, es un delicioso plato caliente de Grah.

¿De qué consta el plato caliente de Grah? De un estofado de judías condimentado con carne ahumada y puede incluir, además, de una salchicha y una suculenta cucharada de sauerkraut. Es sabroso, entona, posiblemente saludable y entra bien con una cervecita fresquita.

Después, Gornja o “la parte de arriba” de Stubica tiene un aire a pueblo tranquilo y vistas montañosas. Para muchos croatas el nombre es sinónimo de Matija Gubec, líder de las revueltas de campesinos del siglo dieciséis. Gubec fue llevada en contra de su voluntad a Zagreb, burlada con una corona de acero caliente y descuartizada sin contemplaciones.

Un viejo árbol cercano situado sobre una preciosa casa antigua de madera, hoy un pub, es el único testigo viviente de los tiempos de Gubec. Próximo al árbol, en el bello palacio Orsic, hay una exhibición que cuenta la historia de Gubec y la vida de Zagorje.

Etiquetas: ,