En el estado de Baviera, al sur de Alemania, se encuentra el centro de esquí de Garmisch-Patenkirchen, el destino más concurrido por los amantes de este deporte en Alemania.

La estación se desarrolló a principios del siglo XX cuando fue creado el primer club de esquí en 1905 y actualmente está equipada con 200 kilómetros de pistas,  senderos de esquí y pistas de patinaje sobre hielo. Este año organizará por segunda vez en su historia, el Mundial de Esquí Alpino Garmisch-Partenkirchen es un pequeño pueblo que cuenta con 30.000 habitantes ubicado en el valle de Loisach. Su centro de esquí atrae a unos 6.000 turistas por día, lo cual repercute en la economía de la región ya que depende en un 80% de sus visitantes. Debido a esta situación, el lugar está ampliamente preparado para recibirlos con una importante infraestructura integrada por restaurantes, bares, cines, teleféricos y observatorios meteorológicos.

A su vez, posee un novedoso balneario de clima curativo asentado a unos 700 km de altura. Una de las excursiones más aconsejadas por el espíritu aventurero que ofrece, es la del Cañón del Río Parnach. Consiste en el recorrido de senderos de 1.2 km  por medio de túneles y galerías excavadas que en invierno regalan paisajes de ensueño con saltos de agua helados.

Para arribar a Garmisch Partenkirchen existen dos alternativas: se puede tomar un vuelo en avión desde Munich y de allí continuar con un tren de alta velocidad o viajar en avión hasta Innsbruck, ubicada al oeste de Austria y luego movilizarse en un auto alquilado. Tanto Munich como Innsbruck también disponen de líneas de autobuses que pueden transportarlo hacia este espléndido lugar.

Etiquetas: , ,