La capital de la Toscana es uno de esos lugares que todos debemos visitar, al menos, una vez en la vida. Florencia (Ver Hoteles en Florencia) guarda muchos tesoros, pero si te lo propones, puedes hacer una toma de contacto en dos días y visitar los lugares más destacados: los Uffizi, el palazzo Vecchio o el famoso David de Miguel Ángel te esperan a orillas del Arno.florencia1La cuna del renacimiento requiere de mucho tiempo para poder visitarla como se merece. Pero si sólo dispones de un fin de semana, es cuestión de organizarte y aprovechar el tiempo al máximo, estableciendo prioridades. Aunque hay muchas cosas que ver, la ventaja es que la ciudad no es muy grande.

Puedes comenzar visitando el Duomo, cuya cúpula es símbolo de Florencia. Los exteriores de mármol, como el Campanille y el Battisterio, son realmente impresionantes. Para subir y entrar a estos dos últimos, debes pasar por taquilla.florencia2.jpgMuy cerca, callejeando rumbo al río, llegas hasta la Piazza della Signoria, uno de los espacios abiertos más bonito de la capital Toscana. En este lugar se alza el Palazzo Vecchio, con aspecto de fortaleza y una torre que alcanza los 95 metros de altura. Es de principios del siglo XIV y su interior alberga grandes salones con decoraciones espectaculares.florencia3.jpgAl lado está la Galleria degli Uffizi, que está considerado el museo más antiguo del mundo. Para entrar es difícil evitar largas colas.

Puedes reservar la entrada y, si no, lo mejor es madrugar y plantarte allí a las ocho. Sus salas acogen la colección particular de los Medici, la familia que durante mucho tiempo controló Florencia. Te recomiendo que vayas con audioguía para enterarte mejor de todo. Hay cuadros de Botticelli, Da Vinci, Miguel Ángel, Rafael, Tiziano, Rubens, Caravaggio, Filippo Lippi, Masaccio… y hasta de Goya. Seguro que te suena alguna de las obras de estos grandes de la pintura.Desde el museo verás una bonita panorámica de Florencia y su río Arno, que atraviesan varios puentes entre los que destaca el Vecchio, del siglo XIV, lleno de tiendas que venden joyas.

El segundo día tienes que pasar por la Galleria dell’Accademia, porque no te puedes ir de la ciudad sin contemplar la estatua más famosa y observada del mundo: el David de Miguel Ángel, tallada a partir de una pieza larga y estrecha de mármol.La oferta de museos es muy amplia, pero si sólo vas a estar dos debes ser selectivo, ya que en muchos debes dedicar bastante tiempo en la fila. Vuelve a la zona del río y a pocos metros encuentras la iglesia della Santa Croce, otro de los templos más destacados, con un interior que acoge las tumbas de los más ilustres florentinos, como Miguel Ángel y Galileo. Además, la plaza donde se ubica es muy atractiva.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,