Toda civilización es una fuente potencial de costumbres y tradiciones que se fueron desarrollando a lo largo de su historia, como también sus preceptos en relación a la formación de su cultura. Así, nos podemos adentrar en países que poseen un bagaje rico en los elementos antes planteados, y Europa del Norte es un abanderado indiscutible en aquellos, como es el caso del notable estilo de vida que lleva el pueblo de Escocia, soberano que conforma gran parte de las Islas Británicas y punto de referencia del turismo de aquella espléndida zona.

 

¿Quién no se ha preguntado por aquella particular falda que llevan los hombres escoceses (incluido el Príncipe Carlos) en diversas películas que hemos visto en el cine, y que son tan vistosas y deleitan el paladar visual cuando se producen grandes acontecimientos? Nos referimos a la prenda nacional que emblematiza grandes tradiciones de aquel país: el kilt, lo que, es conocida como la falda escocesa, lo cual ofende notablemente al oírlo a sus carismáticos usuarios.

Con lana como insumo de producción principal, y con coloridos cuadros en su diseño pero siempre en relación al clan al cual pertenece su futuro destinatario, a una edad precoz se le otorga un kilt a cada miembro de aquella sociedad, la cual deberá usarla en ocasiones muy especiales, como bautizos, primera comunión, nupcias, etc. ¿Sabías que el origen del kilt se remonta a la región de las Highlands? Además es importante destacar que el uso de esta prenda uso puede ir acompañado de un bolso que combine con él, como el denominado Sporran.

El Sporran por su parte hace las veces de un bolsillo cualquiera. Este bolso normalmente es confeccionado en base a piel de animal o cuero y usualmente lleva además decoraciones plata.

Otro de los emblemas de Escocia es aquel instrumento musical de viento que siempre hemos visto por televisión y que consta de varios tubos que se puede soplar y conseguir melodías muy relajantes y melancólicas: la famosísima gaita escocesa. Compuesta por un fuelle que inicia un canal por el que se desata aquel bello sonido, y con un trío de roncones que se apoyan en el hombro, este tipo de gaita de grandes dimensiones tuvo, en sus inicios, elementos que la conformaban muy poco utilizados el día de hoy, como el cuero o piel de animales para la bolsa de aire, o elementos óseos como el humano o el marfil. Tiene la utilidad de animar fiestas típicas, en conmemoraciones nacionales como la del célebre héroe William Wallace, (personaje principal de Braveheart) o también las veladas románticas de su concurrencia. Cabe resaltar los estilos de su toque: la del baile y la sinfónica, llenas ambas de gran dosis de hechos del pasado británico.

Fotos: Flickr

Etiquetas: , , , , , , , ,