Se abre paso a lo largo de toda la frontera norte de Bohemia, desde el desprendimiento Slukovsky vybezek, hasta el declive de los montes de Doupovské hory.

checa

Sin lugar a dudas, este privilegio de República Checa tiene dos rasgos identificativos: variedad y belleza.

El encanto central de Bohemia del Noroeste, es el Parque Nacional de České Švýcarsko (Suiza Checa), uno de los espacios más significativos de Europa.

Habitado por formaciones rocosas, puentes saledizos, puertas, torres, y un imponente puente de roca, construido metódicamente por las vueltas silenciosas de la naturaleza, son sus principales atracciones.

Otro  tesoro en estado natural, es la antiquísima Montaña Ríp, de 459 metros. Alcanzar la cima nos regala una mirada profunda de las tierras llanas de Polabí, la sierra de České středohoří, la sierra de Krušné hory y nada menos que de Praga.

Es imposible dejar de nombrar a Zatec, una de las ciudades más antiguas de Bohemia. Conocida por el cultivo de Lúpulo, cuenta con el Museo del Lúpulo, que representa la muestra más grande del mundo dedicada a esta curiosa planta trepadora, cuyos frutos se utilizan para aromatizar y dar sabor amargo a la cerveza.

Los castillos y palacios son muchos. Se destacan los palacios de  Libochovice, Červený hrádek y el palacio de Děčín entre muchísimos otros más.

También los aficionados al deporte, encontraran una importante respuesta. Por la ciudad pasan múltiples senderos y rutas ciclo turísticas. El esquí también esta presente, porque la generosidad de las montañas Krusné y Luzcke, brindan optimas condiciones para el esquí de descenso y el estilo nórdico.

Como dijimos, Bohemia del noroeste es un autentico abanico de posibilidades.

Etiquetas: , , ,