Originalmente, la casa situada al lado de la torre, a la izquierda, fue adquirida por los ciudadanos de la Ciudad Vieja y la convirtieron en ayuntamiento. Más tarde, compraron otras tres casas.
La torre fue construida en 1364 y más tarde se le añadió la capilla mirador.
Pero el rasgo más distintivo es el reloj astronómico, cuya versión más antigua data en 1410. Consta de tres partes.
En la central está el reloj propiamente dicho, que muestra el movimiento del Sol y la Luna a través del zodíaco, según las teorías geocéntricas de la época (esencial en el concepto de la vida que tenían los checos en el siglo XV). Debajo está el calendario con signos del zodíaco y escenas de la vida campestre, que simbolizan los doce meses del año. El trabajo artístico del calendario es obra del pintor checo del siglo XIX Josef Mánes.
La parte superior del reloj atrae a miles de personas.
Todos los días, puntualmente, las figuras representan las mismas escenas: la Muerte da el toque de ventanitas que se abren antes de los toque y un gallo bate las alas y canta. Dan las horas. A la derecha de la Muerte, un turco menea la cabeza. Las dos figuras de la izquierda son alegorías de la Codicia y la Vanidad. Generalmente, al terminar el espectáculo, los turistas aplauden con entusiasmo.
Se ofrecen frecuentemente visitas guiadas del ayuntamiento (abierto de martes a domingos; se paga entrada), que cuenta con varias salas de exposiciones.

Etiquetas: ,