Podemos asegurar que no existe templo en España que cuenta con más renombre ni más belleza arquitectónica que La sagrada Familia. A continuación vamos a contarte que atractivos tiene este maravilloso lugar para recibir a los turistas de todo el mundo que desean admirar su belleza.
Si dejamos de lado la historia –que también es muy atractiva e interesante– de este templo y nos concentramos únicamente en la actualidad y en la oferta turística que tiene como parte de la ciudad de Barcelona, podemos destacar sobre todo el museo que se encuentra como anexo al templo y que es fundamental en la visita de los turistas que quieren conocer todo acerca de su historia. Para llegar al museo los viajeros son dirigidos al sótano del templo, un lugar que en la antigüedad era utilizado para talleres de trabajo. Dentro del museo pueden verse los planos utilizados por el mismísimo Antonio Gaudí para el diseño y el armado del templo y detallados planos acerca del diseño de muchos de los muebles que se encuentran en su interior, fundamentales en el armado de la estética final que tiene La Sagrada Familia. Es tanta la belleza y el trabajo de este famoso arquitecto que la UNESCO le otorgó al templo la mención de Patrimonio Cultural de la humanidad en el año 2005. Una pintura muy famosa de Joaquim Jim fue también la encargada de darle a La Sagrada Familia el apodo de “La catedral de los pobres”.