Al estar sobre este puente tal vez quieras saber sobre su historia reciente. Monumento histórico, así considerado desde 1976, el puente Alejandro III – que había sido inaugurado en 1900 para la exposición de París – sufría un gran deterioro por lo que se dio inicio a su restauración.

paris

La capital francesa comenzó una obra faraónica para devolver el esplendor original a este hito de la ciudad. Desde que fuera inaugurado – cuatro años después de que el zar Nicolás II pusiera la primera piedra – el puente Alejandro III se eleva majestuoso sobre las aguas del Sena, uniendo los campos Elíseos y los Inválidos en un único arco de 145 metros de largo por 40 de ancho. Para realizar la restauración han tenido que renovarse ocho toneladas y media de estructuras metálicas; hubo que adaptar un gigantesco andamio de 130 toneladas, que se trajo en barcaza por el Sena, para que los diferentes operarios trabajaran cada uno a su nivel; y se desmontaron esculturas, faroles y otras piezas ornamentales para ser reparadas y remozadas en los diversos talleres especializados repartidos por toda la nación. Además se contrató a toda una legión de artesanos de seis cuerpos de especialistas diferentes; cristaleros, albañiles, broncistas, doradores, vidrieros, ferrallistas, pintores que, bajo la dirección de un arquitecto del departamento de Monumentos Históricos de la ciudad de París han estado hasta finalizar dedicados a las tareas de recuperación del antiguo brillo del puente centenario.

Gracias a las tareas de restauración del nutrido grupo de especialistas el puente luce como en la Belle Epoque.

Etiquetas: , , ,