Suiza (que puedes conocer gracias a una de las mejores agencias de viajes como es Rumbo.es) destaca por ser un país neutral. Sus quesos, su lujo, y sus paisajes son algo impresionante que debemos tener en cuenta cuando planeamos nuestro próximo viaje. Si no quieres salir de Europa, pero quieres disfrutar de magníficos paisajes de la naturaleza, Suiza es un lugar que debes considerar, puesto que aunque sus ciudades son de lo más bellas y urbanas, Suiza al aire libre de verdad es algo impresionante. Así que sigue leyendo para enterarte de todo.

Los parques y las zonas verdes son algo muy importante en las ciudades, pues da un poco de paz a los urbanitas, y son rincones que mejoran, no solo el aspecto estético de la ciudad, sino que también proporcionan algo más de vitalidad al paisaje. Hoy vamos a hablar de un Parque Natural muy especial. Se trata del Parc Ela.

Parajes llenos de naturaleza

En un país como Suiza, que tiene una extensión bastante menor, comparada con los países que lo rodean, un Parque Nacional o las distintas zonas verdes son algo sin precio, algo que deben cuidar. Por eso, uno de sus mayores tesoros es este espacio del que vamos a hablar. El Parc Ela está considerado como el Parque más grande de Suiza. Se encuentra en el Cantón de los Grisones, y fue declarado por la UNESCO como patrimonio mundial, un gran reconocimiento que no todos los parques tienen.

Bien, el Parc Ela es un buen lugar para pasar un día, a modo de excursión. Eso sí, no esperemos ver todo el Parque en un día porque dispone de casi 600 kilómetros cuadrados de extensión. Un gran espacio que dispone de una naturaleza virgen, por lo que nos maravillará las distintas especies que habitan aquí.

Una de las mayores estrellas es el Pico Lunghin o Pico de la Engadina, del que bajan varias corrientes de agua. Si de verdad te entusiasma este tipo de turismo, o ya has visto el resto de Suiza y deseas quedarte aquí durante más tiempo, nosotros te recomendamos que te alojes en alguno de los pequeños pueblos que están cerca de este lugar.

Es más que posible ver en nuestras excursiones ciertos animales típicos del lugar, como es el caso de los ciervos, o los corzos. Si tienes suerte, puedes encontrarte con alguna marmota, o incluso con liebres de nieve. Así que ante todo, no te dejes la cámara en el hotel, porque seguro que la vas a necesitar.

Por supuesto, no solo puedes recorrer este lugar a pie. Sino que también es posible hacer una excursión en bicicleta, que es una forma mucho más cómoda, y saludable de viajar.

Aún así, hay una norma estricta en este parque, y es la de no desviarse del camino marcado para los visitantes. Esto es lógico, pues si no hubiera organización alguna, encontrar a la gente que se queda rezagada sería una tarea casi imposible. Por supuesto, siempre hay que andar con cuidado, pues en un ecosistema como este, puede haber algún que otro incidente con los animales de la zona.

¿Qué llevar en la mochila?

Aunque a la hora de hacer la maleta pensemos que no nos hace falta ni las zapatillas de deporte, ni la ropa cómoda, debemos pensar en qué queremos hacer durante nuestras vacaciones. Por si acaso, lo mejor es llevar siempre algo de ropa y calzado cómodos. Si solo vamos de excursión, no podemos olvidarnos de preparar una mochila con lo imprescindible: una botella de agua, la cámara de fotos, y sobre todo, un botiquín de primeros auxilios. Porque aunque los accidentes no son frecuentes, lo mejor es ir precavido siempre.

Por otro lado, tampoco podemos olvidarnos de un chubasquero o algo similar por si nos llueve. Si vemos que el tiempo está lo suficientemente mal como para llevar el chubasquero, lo mejor es que también metamos en nuestros bolsos alguna que otra prenda de repuesto, pues nunca se sabe cuándo la vamos a necesitar.

Si quieres ver otros lugares de Europa, no dudes en visitar estos enlaces:

Etiquetas: