Más abajo de los jardines del palacio pasa una calle que pertenece al antiguo asentamiento que había frente al castillo. En medio  de este barrio pobre y antiguo está Nový Svet (Nuevo Mundo), una calle que atrae a numerosos artistas e intelectuales.

Muchas de las casas exhiben sus nombres en los distintivos de la fachada; suelen incluir el adjetivo “dorado”, una tradición de Praga. Podrá ver La pierna dorada, La estrella dorada y La pera dorada, que ahora es un romántico bar.

Además, los impresionantes jardines y la iglesia el monasterio de Strahov han logrado sobrevivir a numerosas batallas religiosas en el transcurso de los siglos; la iglesia alberga ahora una biblioteca de literatura checa.

Fuera de las fortificaciones del castillo y alejado e todo el conjunto e sus edificaciones, en la antiquísima ruta comercial de Nuremberg a Cracovia, se encuentra el monasterio de Strahov. El monasterio más antiguo de Bohemia se asienta en las laderas de la colina Petrín, la cima de un valle que desciende suavemente, en una plaza que ahora se llama Strahovské námestí. Las dos torres del Strahov, además de la plaza de la colina Petrín  la réplica en miniatura de la Torre Eiffel, más la larga línea el tejado del palacio de Cernín, constituyen el perfil característico de la orilla izquierda del río Moldava.

Etiquetas: