Cuando uno visita Escocia puede percatarse que se trata de un lugar que emana una vasta tradición y leyendas por doquier. Su clima lluvioso y sus brumas espesas, desprenden un halo mágico que produce la sensación de estar viviendo en un cuento. El Lago Ness, de profundas aguas azul intenso, es uno de estos lugares, que alberga la leyenda del Monstruo del Lago y además constituye un paisaje que no puede dejar de conocerse.

El Lago Ness se encuentra en las Highlands (tierras altas) de Escocia, más precisamente en la ciudad de Inverness.  Posee una extensión de 37 km y si bien es el segundo más importante en Escocia por su tamaño, es el mayor en volumen dada su profundidad. La poca visibilidad que ofrece el lago debido a la turba proveniente de sueles cercano propició una atmósfera ideal para dar lugar a la leyenda del Monstruo del Lago Ness.

Las excursiones consisten en una ruta panorámica que lo llevan desde Inverness hasta Fort William y le dan la posibilidad de buscar al famoso monstruo apodado Nessie, alrededor del cual se ha elaborado todo tipo de merchandising para la venta turística. El paseo por el lago también incluye una visita a la ruinas del Castillo Urquhart cuya existencia data del siglo XIII. También se puede pasear por los increíbles pueblos que se asientan alrededor del lago, como Invergarry, con mucha riqueza histórica o Foyers con sus preciosas cascadas. Desde Fort Augustus, en la parte occidental, se puede avistar la Isla Cherry, la única del lago. Fort Augustus, además conecta el Lago Ness con el canal de Caledonian que es el nombre de Escocia en gaélico.

Vale la pena acercarse a esta atracción turística que ofrece un paisaje impresionante y una fantástica leyenda, interesante de conocer para quienes jamás pierden la imaginación.

Etiquetas: , , , ,