Viajar a Roma (reserva tu viaje a Italia online) está en la lista de sueños de la mayoría de las personas. Es un destino europeo de lo más famoso, debido sobre todo a su historia. Una historia antigua, llena de aventuras, de sabiduría y de héroes. También es un destino romántico, donde se ambientó “Vacaciones en Roma”. Es decir, es un lugar ideal para ir de viaje, ya sea con tu pareja, con tus amigos, o con tu familia. En este artículo, vamos a hablar de uno de sus monumentos más famosos, aquello que estamos deseando ver desde el primer momento en el que pisamos la capital italiana. ¿Te atreves a viajar con nosotros a un pedazo de la historia? Pues entonces sigue leyendo.

coliseo antiguo

Roma es sinónimo de antigüedad. Es vivir en una ciudad antigua. Pero esto no es nada malo. Al contrario, recorriendo a pie sus calles, puedes pensar en todo lo que ocurrió en ese mismo lugar hace milenios. Es un pensamiento de lo más profundo, además sabiendo que fue el escenario de una sociedad de l0 más avanzada, guerrera y metódica. El turismo de Roma crece cada día más, y esta es una de las razones. Bueno, pero hay que saber que la mayor atracción de todos los tiempos, es y será el Coliseo Romano. 

Maravilla de la Antigüedad

El Coliseo romano, anfiteatro situado en el centro de la capital itailana, es un edificio que data su construcción entre el año 70 dC y el 80 dC. Su función era servir de recinto para diversos espectáculos romanos como la lucha entre gladiadores, recreaciones de batallas y teatro sobre mitología clásica. Su aforo llegó a ser de 50.000 personas y se estuvo utilizando durante 500 años, hasta el siglo VI, lo que nos da una idea de la popularidad que llegó a tener. Más tarde se le dieron distintos usos como refugio, sede cristiana, fábrica y lugar que  se utilizó para las víctimas de varios terremotos.

Actualmente es el monumento más emblemático de Roma, recibiendo miles de visitantes en su interior cada año y acaba de ser nombrado una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo. Y no es para menos.  A pesar de su aspecto desgastado, todavía sigue teniendo un encanto que no sabemos de dónde viene. Las preguntas se nos agolpan, y pensamos, ¿cómo pudieron construir los antiguos romanos esta edificación tan enorme? Debían ser una sociedad de lo más avanzada para conseguir algo así.

coliseo-romano exterior

Para visitar el Coliseo Romano no tendremos muchos problemas. Todas las visitas que se organizan de Roma tienen una parada aquí, así que no hay que preocuparse. Si vas por tu cuenta, encontrarlo tampoco te resultará muy difícil. Puedes usar el transporte público, o si lo prefieres, ir a pie para ver las maravillas construidas también en las calles. También existe un autobús turístico que pasa por ahí, algo más útil si no quieres perderte ningún detalle de lal historia de Roma. Pregunta en la oficina de turismo acerca de dónde puedes comprar los billetes para ello.

En cuanto a los horarios y billetes, diremos que a pesar de que la entrada es algo cara, merece la pena ver el anfiteatro por dentro. El precio del billete ronda los 16 euros, pero incluye la visita, y la entrada al Monte Palatino. Eso sí, deberás ir pronto, porque las colas que se van formando son increíbles, y podrías tirar ahí horas. Si no, una buena solución si te gusta la cultura, es la de comprarte el Roma Pass, que te da acceso a varios museos, y además te ahorrarías este tipo de esperas. Entonces, ¿a qué esperas? ¿Por qué no organizas tu visita? Si quieres viajar barato, puedes ver vuelos en oferta.

A continuación os dejamos unos vídeos del Coliseo Romano para que os hagáis una idea de como es estar allí dentro:

Y para saber más de Europa…

Etiquetas: , , , ,