Nos encontramos ante uno de los castillos más visitados y más bellos de toda Eslovaquia (ver hoteles en Eslovaquia) y seguramente también del centro de Europa. El castillo se encuentra enclavado sobre un macizo de mármol travertino y es un castillo medieval del siglo XI. Antiguamente los castillos eran posesión de las familias nobles, la última de ellas fue la del conde de Pálffy. Debido a que se encontraba en un estado deplorable fue reconstruido por el arquitecto J. Hubert a finales del siglo XIX y se baso en el arte romántico que causaba furor en aquella época en Europa siguiendo la estela que estaban dejando los castillos que en aquella época se construían en las riberas del Loira francés, lo cual se ve la construcción de los techos, capillas y torres.

viajesdeeuropa02082007

Dentro del museo existe una gran colección de arte, formada por el mobiliario original y la colección artística de la familia Pálffy. Esta colección de la familia del conde engloba obras del siglo XIX y siglo XX. También tiene piezas del gótico tardío como el altar de Bojnice que fue construido por Nardo di Cione Ortagna, un famoso artesano italiano de la época, que nació en Florencia a mediados del siglo XIV.

En el castillo también se realizan bailes de disfraces, siendo el más importante de ellos el que se lleva a cabo a finales de Abril y principios de Mayo, convirtiendose el castillo en una zona de encuentro de los aficionados a este tipo de fiestas. Tiene el rango de festival internacional. También en otras épocas del año se producen concentraciones de esgrima y competiciones de cetrería. El castillo también tiene un parque de gran área y con un paisaje muy cuidado. Tiene dentro del parque un tilo que tiene 600 años de edad y una alzada de 12,5 metros.

Fuente: Slovakia Travel  |  Imagen: Firck

Etiquetas: , , , , , , ,