Existe un archipiélago en el Norte del Círculo Polar Ártico que pese a todo lo que las condiciones climáticas y geográficas pueden indicar, no se congela en ninguna época del año. Este lugar mágico donde reina la soledad y el silencio es además de esta peculiaridad uno de los lugares más bellos del mundo. Estas islas que forman parte de Noruega son el destino ideal de aquellos que quieren disfrutar de un paisaje y una flora increíble en uno de los lugares más tranquilos del mundo. La reflexión y la soledad son dos de los factores que más se disfrutan en este lugar que resulta un micro clima en medio del polo norte.

Photobucket

La particularidad de este lugar que no se congela a diferencia de todos los otros territorios que forman parte del círculo polar se atribuye principalmente a que las montañas tienen una altitud bastante importante y funcionan como un muro que crea un microclima diferenciado en el archipiélago.
Aquél que disfrute de los deportes y el tiempo libre también puede elegir Lofoten para pasar sus vacaciones, ya que en las islas se practican varios deportes entre el que se destaca por supuesto el montañismo.
A pesar de la tranquilidad y la paz que reina en este paraíso noruego, el territorio es muy propicio para el turismo que llega de todas partes del mundo, es por eso que entre las islas pueden encontrarse tres aeropuertos diferentes que esta completamente preparados para recibir vuelos de muchas partes del mundo.