Pocas ciudades de Europa resultan una combinación tan perfecta y amplia de posibilidades como la ciudad de Dublin. Esta vieja ciudad histórica del continente en la actualidad no deja de brindarle a los turistas una increíble oferta turística que trae no solo una vida natural privilegiada sino también una buena oportunidad de conocer la gastronomía y las tradiciones locales.

22 Dublin

Como dijimos la naturaleza en Dublin ocupa un lugar muy importante, no solo porque le permite brindar aquellas postales que han maravillado a los viajeros de todo el mundo retratando sus paisajes sino también porque le otorga una serie de parques y jardines que no escapan a la vista de las cámaras fotográficas. El Garden of Remembrance es uno de los más famosos y en él se puede leer la placa: Para aquellos que dieron su vida por la libertad de Irlanda. Este lugar de descanso y relajación es uno de los tantos tributos que la ciudad le hizo a todos los soldados y hombres que lucharon por la patria irlandesa. El Phoenix Park es otro de los parques más famosos de la ciudad y brilla por su cuidado y conservación.
El arte y la cultura también tienen un lugar muy especial entre los paseos obligatorios de esta ciudad, James Joyce Centre es uno de los más famosos y prestigiosos, al igual que el famoso Museo de Cera y Hugh Lane Gallery .
Lo que pocos saben es de que una de las épocas del año más recomendadas para visitar Dublin es durante Hallowen debido a que las compañías de turismo realizan excursiones imperdibles al reconocido Glasnevin Cemetery y a las criptas más importantes de las Catedrales de la ciudad.