El principado de Mónaco está ubicado cerca de los Alpes y bañado por el Mediterráneo. Es una monarquía constitucional y después del Vaticano es el segundo país más pequeño del mundo y se ha convertido en uno de los destinos más atrayentes de la Costa Azul. Pero sus dos kilómetros cuadrados de extensión encierran un gran encanto lleno de lujos. Aunque también puedes optar por otros países de Europa, como por ejemplo los hoteles Paris bien situados y de buena calidad, o bien por hospedarte en los mejores hoteles de Segovia capital y alrededores.

whole-monaco.jpg

Mónaco en la actualidad es un país independiente que mantiene una estrecha relación con Francia y a pesar de no formar parte de la Unión Europea, tiene como moneda oficial el Euro. Puedes llegar a Mónaco a través del transporte internacional utilizando el aeropuerto Côte-d´Azur International en Niza, pero una de las mejores maneras de llegar es en coche a través de la Moyenne Corniche, una de las carreteras costeras más espectaculares del mundo.

Una vez en Mónaco podemos empezar a recorrer sus construcciones residenciales y públicas o sus famosos palacios. Se puede comenzar el día con una visita al Museo de Oceanografía que sorprende con su ubicación, justo encima del mar. Puedes disfrutar de ver a más de 4000 especies de peces y 200 invertebrados así como una gran variedad de plantas marinas que te dejaran con la boca abierta.

 

Qué más ver y hacer

monaco

 

imagen: aqui

Mónaco también cuenta con un Jardín Japonés, situado en la parte baja de Monte Carlo. En estos jardines se pueden observar varias recreaciones de viviendas típicas japonesas, y cuenta con puentes y riachuelos que harán de tu visita una delicia dando un largo paseo por sus alrededores.

Si eres aficionado al fútbol no dejes de visitar el Estadio Louis II, que fue fundado en 1985 y se encuentra en le Avenue des Catelans. Abierta al público desde el año 2005 después de su restauración, la Ópera de Montecarlo es uno de los lugares favoritos de la jet set de Mónaco. Un paseo por sus jardines con un impresionante balcón al mar es una experiencia que no te puedes perder si viajas hasta Mónaco.

El Palacio Grimaldi se encuentra en La Roca, lugar donde se fundó la ciudad. Es visible desde distintos puntos del país, y aunque parezca un sacrificio subir, merece la pena la visita. Justo al lado del Palacio Grimaldi se encuentra la Catedral de Mònaco-Ville también conocida como la Catedral de San Nicolás, pues se construyó justo encima de sus ruinas. En este lugar se encuentran enterrados algunos miembros de la monarquía, como Grace Kelly y Rainiero III.

Visitar uno de los puertos más lujosos del Mediterráneo es una realidad estando en el Puerto de la Condamine. Cantidad de yates de todo el mundo se encuentran atracados en él. Puedes tomar algo en cualquiera de sus numerosos bares, mientras disfrutas de una vista increíble. Y no te pierdas una noche en uno de los casinos más prestigiosos de Europa, el Casino de Montecarlo. La entrada a la sala es gratuita, pero para entrar en el casino se deben de pagar 10 euros aproximadamente, y no se admite la entrada en pantalón corto.

Por último el Túnel de Monte Carlo es un escenario mundialmente conocido y curioso de ver, ya que en su interior se encuentra el Auditorio de Rainiero III así como acceso a hoteles que se encuentran justo encima con alguna que otra tienda de souvenirs.

Mónaco, elegancia y distinción

Dos de los mejores castillos de Francia

Destinos para empezar el año

Etiquetas: