Cuando pensamos en esta ciudad, en lo primero en lo que pensamos, es en la Torre Eiffel, o en Notre Dame, o en el barrio de los pintores de Montmartre, pero, sin embargo, París es una ciudad que mezcla belleza arquitectónica,arte y romanticismo a partes iguales, y que tiene mucho que ver.

En cuanto al arte,todos conocemos y hemos visto alguna vez en algún lugar, como fotos, postales o películas a los pintores en las calles de Montmartre y en la orilla del río Sena o conocemos el Museo del Louvre.

Si te gusta el arte, no te pierdas…

París tiene una amplia atracción museística, y es que son ni más ni menos cerca de treinta y cinco, y es posible que nos estemos dejando alguno de los museos que podemos encontrar en esta ciudad fuera del recuento. La gran diversidad de temáticas, así como de estilos hace que todos y cada uno de nosotros podamos encontrar nuestro museo favorito en ella. Los encontramos divididos en once grupos museisticos : Museos de Arte Antiguo, entre los que se encuentra el Museo del Louvre, de Arte del siglo XIX, donde encontramos, entre otros, el Museo Marmottan-Monet, de Artes Decorativas, de Arte Moderno, donde debemos destacar el Centro Pompidou del que más tarde hablaremos, Museos Etnográficos, Museos dedicados a pintores o escultores como el de Pablo Picasso, dedicados a escritores o actores, Museos Militares, Museos dedicados a la propia ciudad o a sus barrios, de ciencias, y por último,los temáticos, como por ejemplo el museo de música.

Hablar de todos ellos nos llevaría horas o días,así que destacaremos unos pocos cuya visita es obligada cuando vas a París. En primer lugar citaremos el museo Picasso, pequeño y acogedor museo que se encuentra situado en el Hotel Salé en la calle Thoringny,en el barrio de Marais les halles ( les halles fue el antiguo mercado de abastos de París). En él encontraremos una amplia exposición,  tanto de cuadros, que nos hacen un recorrido por todas las épocas y técnicas por las que pasó el Maestro Picasso,como de esculturas, que nos muestra el magnifico artista que era.

En segundo lugar, es de visita obligada también el museo Georges Pompidou, que es el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, y alberga el Museo Nacional de Arte Moderno. Nada más entrar, nos encontramos con un interior diáfano donde se encuentran las exposiciones de arte, pero antes de entrar a verlas hay que pararse a admirar la estructura muy innovadora en su construcción en los años 70 de forma cuadrada y hecha con materiales industriales y que cuenta con muchos conductos ,escaleras ,etc que podemos ver desde la calle.

No podemos olvidarnos, cómo no, del famoso y conocidísimo museo del Louvre. Verlo todo entero nos llevaría días. En su interior encontramos tanto arte anterior al impresionismo, como bellas artes , arqueología y artes decorativas. Uno de sus principales reclamos y una de las principales obras más visitadas y admiradas de este museo, es, por supuesto, La Gioconda, que se encuentra en la sala de arte del Renacimiento.

Entre otras exposiciones tenemos obras del siglo XVII, siglo XII a XV,del siglo XVIII y del XIX. También tiene una amplia colección de escultura, de las que destacaríamos la conocida Venus de Milo o el Código Hammurabi por citar algunos casos. El museo del Louvre además de por su arte es conocido por su patio en el que se encuentra la famosa pirámide de cristal que ha sido muy nombra en numerosos libros y mostrada en numerosas películas.

Aunque no nos detengamos a hablar de todo en profundidad, animamos a quienes os guste viajar, a explorar por vuestra cuenta aquellos museos, calles y pasajes que son en si mismo como el compendio de la magia que tiene esta ciudad.

Vídeo sobre el Museum Pass:

Otros artículos de Europa:

Viaje en el Orient Express.

XV aniversario del museo Guggenheim.

Varsovia.