Entre tantas atracciones que ofrece la glamorosa ciudad de Niza en Francia, se encuentra su carnaval, uno de los más concurridos en toda Europa. Estas fiestas, que se celebran durante el mes de febrero, han obtenido un gran reconocimiento internacional desde finales del siglo XIX, captando la atención de miles de turistas que viajan hasta estas tierras francesas para contemplar un espectáculo único.

La tradición de este Carnaval tiene origen en la Edad Media cuando  la ciudad de Niza se deleitaba con un abundante banquete, antes de un ayuno de 40 días, según la tradición católica de la Cuaresma. Durante el período en el que transcurría el carnaval también se realizaban bailes, mascaradas, farándulas, fogatas y exposiciones diversas.

En la actualidad, la ciudad entera se adorna y cambia de color para la ocasión: desfiles de carrozas minuciosamente decoradas que se suceden día y noche, coloridos disfraces, luces de colores, fuegos artificiales y miles de serpentinas arrojadas hacia el público forman parte de esta atracción turística generando una atmósfera festiva y plena de alegría. Múltiples conciertos completan el clima del carnaval en el que todos participan y la batalla de flores merece especial atención. Inicialmente se trataba de un simple intercambio de flores y con el tiempo se fue transformando en un verdadero espectáculo que el público espera deseoso. Cada balcón y espacio público es decorado, y ningún rincón de la ciudad escapa a esta intensa festividad. A su vez, se realizan concursos en los cuales se otorgan premios como a la mejor carroza o al mejor personaje.

Cada año el carnaval se centra sobre un asunto en particular y en el 2011 el tema será “El Rey del Mediterráneo” con la intención de aludir a su geografía, su papel en la historia y hacer énfasis en la preservación de la naturaleza. Tendrá lugar del 18 de febrero al 8 de marzo, por lo que será una época muy interesante para disfrutar de la ciudad.

Etiquetas: ,