Unas vacaciones en Brest significan un verdadero descanso en una histórica y bella ciudad. Brest se encuentra en el lado oeste de Bielorrusia y es una de sus zonas más importantes. Cuenta con los mayores atractivos para visitar y conocer, aptos para enamorar a toda la familia.

La imponente Iglesia de la Resurrección es uno de los edificios más antiguos de Brest y uno de los más hermosos. Su increíble estructura en cúpulas y su impactante mirador, la convierten en uno de los mayores atractivos de la ciudad y uno de los más visitados. Se puede acceder a sus instalaciones durante todo el año en visitas guiadas en donde se puede conocer su templo y sus salas de oración. Es realmente hermoso ingresar en los salones porque cuentan con una acústica que ambienta de silencio sagrado cada rincón de la Iglesia. Es una experiencia renovadora que además nos permite acercarnos al espíritu de la ciudad y a las costumbres religiosas de sus pobladores.

Otro de los paseos favoritos por quienes visitan Brest es el paradisíaco Belavezhskaya Pushcha, tal vez la reserva natural más impactante y famosa de Europa. Se trata en realidad de un bosque fosilizado, conservado intacto desde su formación geológica y en un estado completamente virgen, lo que lo vuelve único en el mundo. Aquí se puede acampar y dormir porque la reserva cuenta con las más cómodas instalaciones en un sector de acampado. Realmente es una increíble experiencia convivir con las especies en extinción más importantes del mundo y con uno de los bosques más increíbles de todo el continente.

Etiquetas: