Bath es una parada obligada en cualquier gran experiencia en el Reino Unido. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Bath y el impresionante entorno natural que rodea a la ciudad son para el visitante uno de los lugares de mayor belleza de Inglaterra.

foto3

Bath cuenta con los mejores tesoros arquitectónicos e históricos de Europa, incluidos las Termas Romanas y la Sala de Bombas, la abadía del siglo XV y el impresionante Royal Crescent.

Además, los visitantes pueden bañarse en los únicos manantiales naturales de agua caliente de Gran Bretaña, en las impresionantes instalaciones termales Thermae Bath Spa.

Es muy fácil llegar a Bath: se encuentra a sólo 2 horas de viaje de Londres. La ciudad está situada en el Suroeste de Inglaterra en medio de la interminable campiña de Somerset. Los alrededores están repletos de casas señoriales y jardines espectaculares, joyas únicas como el conjunto megalítico de Stonehenge, los Cotswolds y la cercana Bristol, con su gran historia marítima.

La ciudad está llena de vistas sorprendentes como la ancha y armoniosa Great Pulteney Street, el glorioso Puente de Pulteney sobre el río Avon y la extraordinaria curva georgiana del Royal Crescent frente al verdor del Royal Victoria Park.

Bath está rodeado por las suaves colinas de los Cotswolds y Mendips, los espacios abiertos de Wiltshire y los lagos y los valles de Noroeste de Somerset.

Es un paisaje milenario impregnado de historia, salpicado de monumentos famosos en todo el mundo como Stonehenge y Avebury, ciudades catedralicias como Salisbury y Wells, el valor patrimonial de Bradford-on-Avon, Midsomer Norton y Radstock y los emplazamientos legendarios de Cheddar y Glastonbury, en Somerset.

La región alberga algunos de los mejores jardines y casas históricas de Gran Bretaña (Stourhead, Westonbirt, Dyrham Park, Hestercombe, Longleat, Montacute y el Sudeley Castle, por mencionar unos cuantos).

Etiquetas: , , , , ,