Cuando la erosión actúa como principal artífice del moldeado y relieve de un paisaje natural, es muy probable que dicho paisaje termine resultando maravilloso ante los ojos de los turistas que puedan apreciarlo, y las Bárdenas Reales de Navarra no escapan a ese concepto. Esta zona semidesértica se ubica en el sureste de la comuna de Navarra, emplazada en el centro-norte del país ibérico, sobre la zona media de la depresión del valle del Ebro y lindando con la comuna de Aragón, perteneciente a la provincia de Zaragoza.


Imagen Greenpeaceblong

Si bien España posee millones de paisajes y destinos a los que los turistas califican como “de en sueño”, es muy probable que este punto en particular llame la atención de muchos de sus visitantes. Barrancos, mesetas, cerros y otras estructuras se alzan formando parte del relieve de esta zona que se haya entre la Cordillera Ibérica y la Cordillera Pirenaica.

Un paisaje llamativamente erosionado, con la particularidad de ser un suelo arcilloso, combinado con yeso y arenisca, sumado a las formas que ha dejado el viento y el agua son verdaderamente cautivantes. Entre los puntos que no se pueden dejar de visitar en las Bardenas Reales, se pueden distinguir a: La Bárdena Blanca, La Bárdena Negra, la zona catalogada como “El Plano” y otros sitios menos frecuentados entre los que podemos nombrar a Landazuria o El rincón del Bú.

Etiquetas: ,