En esta región italiana hay turismo ecuestre, turismo de meditación -actualmente muy de moda-, gastronómico, -cada comunidad tiene sus sabores típicos-, religioso y, por supuesto, turismo cultural.


También son fuertes los lazos de la Argentina con Marche: la región tiene un millón y medio de habitantes, casi la misma cantidad de descendientes de emigrantes de Marche que viven en la Argentina.

Horizonte infinito

“Amé siempre esta colina, y el cerco que me impide ver más allá del horizonte. Mirando a lo lejos los espacios ilimitados, los sobrehumanos silencios y su profunda quietud, me encuentro con mis pensamientos, y mi corazón no se asusta.”

En su poema “Infinito”, Giacomo Leopardi parece reflejar parte del sentimiento que despiertan las ondulaciones agraciadas de las colinas, el horizonte que se pierde en eI mar, el arte desperdigado en cada ciudad, el despertar de los sentidos a través de los más variados sabores.

Dos siglos más tarde, ha sido el actor estadounidense Dustin Hoffman, quien a través de las’ palabras de Leopardi -y con una cámara que lo sigue por rincones inolvidables-, muestra, cuenta, recita la belleza de Las Marcas al mundo. Su sonrisa, el romántico sonido del italiano, los paisajes: asegura -y le creemos- que Mar­che, Las Marcas, es un gran destino para visitar.

Etiquetas: ,