Este valle andorrano ha sido galardonado con la consideración de la UNESCO cómo Patrimonio Mundial. Nos encontramos ante un paraje no hollado por el hombre y que sorprende dentro del panorama Andorrano. Este parque natural posee dentro de su perímetro 4.247 picos que llegan incluso a los 2.500 metros de altura en los cuales se desenvuelve toda la riqueza natural y biológica de este principado.

viajesdeeuropa11072008.png

Etimológicamente la palabra significa Madre Río y la forma de U que tiene este valle proviene de su origen glaciar. En este espacio natural nos encontremos con una gran diversidad paisajística: paredes de piedra seca, bordas, cabañas y rebaños que pastan a sus anchas en él. Este valle es un paso obligado y natural para todos los que, antes de tener Europa la estructura nacional que tiene, tenía que trasladarse a la cercana Francia.

En este valle también encontraremos restos de diferentes épocas históricas lo cual nos acercara a la vida que las gentes que habitaron en él tuvieron. Las cabañas de pastores son lo más característico de este paisaje histórico: creadas de manera artesanal gracias al conocimiento que las gentes tenían de la piedra seca. También podremos encontrar espacios cercados por muros que en épocas anteriores habían sido huertos, bordas y perímetros para guardar el ganado. Cómo recomendación se puede decir que es toda una experiencia pasar, si nos encontramos en época estival, la noche en cualquiera de los tres refugios que tiene el valle del Madriu.

Fuente: Portal Turístico de Andorra  |  Imagen: Flirck

Etiquetas: , , , , , ,