Sabremos cuando hemos llegado a Ámsterdam cuando veamos un ran tropel de bicicletas a todos los lados de la calle. Es la ciudad que más cariño le tiene a este vehículo de toda Europa. Un viaje por Ámsterdam nos abrirá los ojos a un universo cultural, liberal y lleno de arte.

Ámsterdam es una ciudad relativamente pequeña para ser la capital, puedes caminar a todas partes en el centro histórico en una hora más o menos. Y es que, la población de Ámsterdam no supera los 740.000 habitantes y la mitad de ellos se desplaza al trabajo en bicicleta, la proporción más alta de Europa.

Viaje a Europa

Los turistas tienen que sortear las bicicletas, pero también los semicírculos concéntricos que forman los canales, diseñados en la Edad de Oro, y donde todos los edificios están coronados con los característicos glabetes.

Ámsterdam por dentro

Los canales se cortan con otras vías de agua y callejones, que conducen a la Estación Central. En el borde occidental está el barrio más aburguesado, lleno de galerías, bares y restaurantes, el Jordaan. Mientras, en el sur, está Concertgebouw, donde se encuentran los museos más importantes juntos con las tiendas de los diseñadores más importantes a ambos lados de la calle. El barrio más bohemio es el De Pikp.

En los rascacielos de los edificios de prácticamente toda la ciudad, cuelgan decorativos gabletes, edificios que no miden más de cuatro o cinco pisos de altura, por lo que el ambiente de Ámsterdam se acerca más al de un pueblo que al de una ciudad.

Viaje a Europa

Ambiente en Ámsterdam

Ámsterdam es puramente metropolita, llena de restaurantes, clubes de moda, museos y orquestas. Como no, su barrio más conocido, El Barrio Rojo, muestra el lado de la ciudad más excitante, acompañado de los coffeshops donde se vende cannabis.

La vida en Amsterdam, aún así, es muy discreta u fascinante, con las dosis adecuadas de sorpresa, vida y arte, por lo que nunca resulta aburrida.

Museos en Amsterdam

Uno de los aspectos por los que no se conoce tanto a Ámsterdam como se merecía, es por el gran número de museos que cuenta la ciudad. Dos de los museos más importantes son el Stedelijk y el Rijksmuseum.

Otro de los museos que recibe más visitas es la casa de Ana Frank, así como el museo Van Gogh, una excelente alternativa de ocio para nuestro viaje a Ámsterdam.

Otro de los número uno de los museos en Ámsterdam es el Hermitage Ámsterdam que trae tesoros del más importante museo de San Petesburgo a Ámsterdam, cuando se abrió en 2009, el Hermitage enseguida empezó a cosechar innumerables éxitos, y así ha seguido hasta el día de hoy con colecciones de gran valor e interés.

Viaje a Europa

Ámsterdam cuenta con una larga tradición fotográfica. Merece la pena acercarse hasta algunas galerías de la ciudad para disfrutar de obras como las de Geoge Breitner o Jacob Olie.

Por último el Museo de Pianolas es uno de los más extravagantes, en él se tocan sólo algunos pianos con una tecnología muy concreta, por lo que son muy pocos los que llegan a poder tocarlos. En los orificios de la partitura se llegan a reproducir los matices sonoros de la interpretación original, de Stravinsky. Es una curiosa colección de cilindros realizada por Debussy y Prokofiev.

Para ir haciendo boca, nada mejor que contemplar un vídeo con las mejores imágenes de una de las ciudades más visitadas de Europa, Ámsterdam:

Si quieres ver más opciones de viajes en Europa, aquí tienes una selección de artículos con los mejores destinos:

Imágenes | Aigle

Etiquetas: , ,