Alemania es uno de los países donde más anticipadas comienzan las celebraciones de navidad. Cinco semanas antes de la llegada de la nochebuena, los alemanes comienzan con el “adviento”, un período que celebran como la cuenta regresiva hacia la navidad. Durante esas semanas se instalan enormes mercados en las calles alemanas en donde se pueden recorrer ferias de artesanías, puestos de comidas típicas y negocios de regalos.

Justamente la recorrida por los mercados callejeros es uno de los paseos más frecuentados por los turistas durante el adviento y la navidad porque se puede aprovechar para realizar todo tipo de compras a precios más bajos. El recorrido por las ferias itinerantes no es solamente un paseo de compras sino también una ventana directa para los turistas a conocer de cerca las costumbres alemanas navideñas. Se pueden conseguir hermosos recuerdos y artesanías así como también saborear los más típicos platos alemanes. Los puestos gastronómicos más visitados en los mercados durante las semanas de celebración son los que ofrecen salchichas dulces y vino caliente, dos de los ingredientes preferidos de los alemanes en la navidad.

Mientras dura el adviento se puede ver una particular decoración en las calles alemanas. Se pueden observar durante los recorridos enormes coronas de adviento hechas de ramas de pino. También hay infinidad de velas prendidas en las calles como parte de la cuenta regresiva hacia la navidad y se puede participar del encendido de los velones. Los festejos se extienden hasta el 26 de diciembre, día en que se brindan festivales de cánticos populares navideños y donde se pueden cenar los más típicos platos alemanes como ensaladas de papas o fideos y salchichas con chucrut.

Etiquetas: , ,